¿Qué pasó en…? 2011-2012

Hace dos años comenzaba en gemmaferreres.com la sección ¿Qué pasó en…?, dedicada a resumir la actualidad del sector internet mes a mes. Empezó con unas intenciones y una metodología que fueron evolucionando poco a poco. Para poner punto y final a la serie he revisado los posts mensuales y lo que sigue es lo que más ha llamado mi atención.

Movimientos en la cumbre
La enfermedad de Steve Jobs dictó muchos titulares en 2011. Tim Cook le sustituyó al frente de Apple pero no fue el único cambio en la dirección de las principales empresas del sector. Larry Page volvió a tomar las riendas de Google y, sorpresivamente, Marissa Mayer, una mujer que había desarrollado toda su trayectoria en Google, se puso al frente de Yahoo!

Google sitúa sus piezas en el tablero
Google ha sido la empresa más activa a la hora de reforzarse frente a la competencia. En los dos últimos años lanzó Google+, adquirió Motorola, presentó sus tablets y su apuesta Google Glass. El proceso sigue su curso.

Android everywhere
Cuando iniciamos la serie de artículos ¿Qué pasó…? iOS era el sistema operativo para smartphones dominante en España pero, en poco tiempo, Android, presente en decenas de dispositivos, le ha arrebatado el podio a Apple y su icónico iPhone.

Redes sociales
Facebook pasó de 800 a 1000 millones de usuarios y Twitter de 100 a 200 millones. Instagram fue absorbida por Facebook y ya hemos empezado a sufrir las consecuencias. Quienes después de actualizar su blog y compartir noticias en Twitter aún tenían tiempo han abrazado otras redes sociales como Pinterest, que experimentó un gran crecimiento.

¿Y el modelo de negocio?
The New York Times cerró parcialmente sus contenidos reservándolos a los suscriptores. Twitter comenzó a incluir publicidad en el timeline de los usuarios. Spotify veía cómo crecían sus usuarios de pago.

Riesgos
Cada día los usuarios disfrutamos de webs, apps y dispositivos más potentes, que nos hacen la vida más fácil pero también espían nuestros movimientos, nuestras palabras, nuestra información sin apenas ningún control. ¿Para qué lo utilizarán en el futuro?

Para finalizar este post y la sección me gustaría recuperar uno de los gráficos que más me ha gustado de los publicados en estos dos años:

Con esta entrega termina la serie de posts ¿Qué pasó en…? Empezó, como mi antiguo blog tintachina, como un ejercicio de nostalgia y, pasado el tiempo, otros proyectos e ilusiones se abren paso.

¿Qué pasó en noviembre de 2012? El fin de la era smartphone

Un titular sensacionalista de Business Insider llamó mi atención este mes. Especulaba sobre la cercanía del fin de la era de los smartphones y ponía como ejemplo las gafas Google Glass y una patente de Microsoft relacionada con unas gafas con realidad aumentada. Mejor ver las ilustraciones en el artículo.

El texto me hizo pensar en la “internet de las cosas” (Internet of Things o IoT) y en los múltiples dispositivos que han aparecido en los últimos años para monitorizar desde una inundación en casa a las horas que has dormido.

Si en las últimas dos décadas internet ha sido el foco de innovación que más ha afectado a nuestra vida profesional y personal (al menos para los que trabajamos en el sector) se ha abierto una nueva frontera, llega el momento de conectar dos mundos, el físico y el digital. Lo que me frustra de esta etapa es que ya no será todo tan sencillo como crear una web en HTML, el hardware es mucho más costoso. Suerte que ahí están los “kickstarter” para captar fondos. En la imagen superior he incluido dos de los proyectos de crowdfunding más exitosos: el reloj Pebble y Twine, junto a Nest y la FuelBand.

En cualquier caso, hasta que se generalicen las smart cities, la IoT y la Ambient Intelligence (AmI) seguiremos prestando atención a los móviles y tabletas de la era Post PC. En noviembre generaron muchos titulares:

Completamos el grupo de noticias con un gráfico de la evolución de la cuota de mercado de los principales fabricantes de teléfonos móviles cortesía de Asymco.

Android es la palabra más repetida y Samsung el fabricante que está cosechando los mayores éxitos, tal vez por eso Google ha decidido dar una oportunidad a LG como partner en su último smartphone, el Nexus 4, agotado a los pocos minutos de ponerse a la venta.

¿Es importante aprender latín? La respuesta es Sí


Si hace algunos años me hubieran preguntado si consideraba necesario estudiar lenguas clásicas mi respuesta hubiese sido escéptica, pero durante un curso de idiomas en EEUU cambié de opinión.

En 2011 fui alumna de un curso de inglés para los negocios en Nueva York y ya el primer día me sorprendió que la profesora, nacida en Brooklyn, explicara el significado de palabras como “ephemeral” o “nostalgia”, ¡que es exactamente igual en español! Inmediatamente caí en la cuenta: asisten a clase tres alumnas saudíes, su idioma no es de origen grecolatino y por eso necesitan ayuda con la traducción de este tipo de palabras que para un español son familiares.

Sin embargo, las jóvenes saudíes acabaron el curso y, a pesar de que ya solo quedábamos alumnos españoles en clase la profesora seguía deteniéndose en las palabras más largas y cultas del inglés y pasando por alto las breves expresiones sin etimología clara que son las que más nos cuesta entender a los alumnos de origen hispano.

Desde entonces, mi visión sobre la enseñanza de latín y griego en la educación obligatoria ha cambiado. Sigo sin creer en la memorización de las declinaciones pero esta experiencia me hizo darme cuenta, de una forma muy práctica, de que conocer el origen de las palabras, si es latino, árabe o germánico es tremendamente útil, por cultura general y muy especialmente si te dedicas a la enseñanza de idiomas.