Admito que fui escéptica cuando inauguraron Campus Madrid el pasado mes de junio pero después de conocerlo y asistir a un par de conferencias en las últimas semanas mi opinión ha cambiado por completo.

La incursión de Google en el saturado panorama emprendedor español, su filosofía de asociarse -y privilegiar- a algunos partners locales sobre otros me hicieron verlo como una apuesta oportunista nada más.

La curiosidad finalmente me pudo y asistí a mi primera conferencia en Campus Madrid. La conferencia en sí fue decepcionante, el aforo casi lleno pero al ponente claramente le habían endosado una presentación y un tema en el que no era experto y salió del trance como pudo. La curiosidad, sin embargo, iba en aumento. A través de las celosías del auditorio se podía ver el Campus Café, el espacio de networking, y aunque ese día no podía quedarme a investigar decidí que volvería.

IMG_7662

Esta mañana estuve de nuevo en el auditorio del Campus y esta vez la conferencia sí fue un lujo. Stephen Griffiths, Mobile Transformation Expert para EMEA de Google, @breakthroo en Twitter, daba una charla sobre UX for Mobile and Apps. Esperaba un marco teórico que me sirviera para organizar los dispersos conocimientos alrededor de la UX para apps y nos lo proporcionó. Tal vez no estoy del todo de acuerdo con el enfoque o con el nivel de detalle de la ponencia pero la conferencia fue de 10. Además, entrando más en lo personal, me gustó que usara diapositivas con mucho texto, organizado en bullets, muy útil para una conferencia en inglés en un país no angloparlante; no soy de las que opinan que el que usa mucho texto en una presentación es porque no domina el tema, simplemente hay diferentes estilos de exposición. Cuando, en el turno de preguntas, una asistente quiso saber su opinión sobre el “menú hamburguesa” simplemente afirmó que la gente lo conocía y lo sabía usar y por tanto era válido. No se limitó a seguir el hype o lo “políticamente correcto”. Me sentí identificada con su visión realista de la UX. Otro de los asistentes pidió recomendaciones de lecturas y, de nuevo sorpresa, dijo que no había o no conocía ningún libro de referencia sobre UX en apps y remitió al Twitter de Luke Wroblewski (@lukew). Es interesante ver cómo circula el conocimiento en cada etapa que ha vivido la red: listas, blogs, foros, twitter…

Una de las cosas que más me sorprendió -aunque en cierto modo lo esperaba- era ver el tipo de público que asiste a las conferencias: gente muy joven, mayoritariamente hombres aunque con presencia femenina. Ante tanto millenial te sientes a la vez un poco fuera de lugar y al mismo tiempo piensas que tal vez naciste antes de tiempo porque aunque yo pertenezco por edad a la Generación X no tengo coche ni hipoteca. Me recuerda mucho a allá por el año 2001, cuando los entonces veinteañeros nos sumergíamos en el nuevo mundo de los blogs. Ahora, en lugar de blogs, directamente crean empresas o apps.

tablon

En la zona de co-working del campus hay un gran tablón de anuncios donde cualquiera puede colgar su tarjeta o su post-it con lo que busca u ofrece: community managers, consultores UX, CTOs… Y este espíritu colaborativo es lo que ha hecho que me empiece a gustar la filosofía de Campus Madrid. Lo he tenido que leer varias veces para creerlo pero parece que es cierto: cualquiera puede proponer un evento y celebrarlo en las instalaciones del Campus de manera gratuita. Este acto tan sencillo puede ser un gran dinamizador del panorama emprendedor y digital en Madrid. De entrada lo ví simplemente oportunista por parte de Google, una forma de ahorrarse esfuerzos y dejar que otros le hicieran el trabajo seleccionando ponentes, publicitando los eventos etc pero ahora lo veo como un gesto muy generoso. Ya llevo unos años en el mundillo como para pensar que no hay un interés detrás pero lo cierto es que esta forma de eliminar barreras para los emprendedores casi me emociona. Eventos ilustres como BetaBeers ya se han mudado al nuevo espacio y seguro que el empuje de la comunidad les hace crecer.

Lo que no entiendo es por qué han elegido para la ubicación del campus una zona tan poco accesible de Madrid. Es difícil llegar en transporte público, la confusión con los diferentes accesos es un problema cuando vas por primera vez. Imagino que el Ayuntamiento habrá tenido algo que ver pero si a la mala localización sumamos que el espacio ya se ha quedado pequeño a los pocos meses de su apertura no me extrañaría que tuvieran que cambiar de ubicación o ampliar las instalaciones.

Hay muchos más elementos disruptivos en esta apuesta de Google, como el campus para mamás o para seniors. Espero ir conociéndolo más poco a poco.

Nota: la conferencia de Stephen Griffiths fue grabada y Google la pondrá a disposición del público.