La exposición Ghirlandaio y el Renacimiento en Florencia bien podría haberse llamado La historia de Giovanna Tornabuoni, ya que la exposición gira en torno al cuadro más emblemático del Museo Thyssen y refleja la vida de una joven acomodada de la época.